Nos han visitado

Etiquetas

domingo, 13 de noviembre de 2011

SOPAS MOLINERAS

Os queremos presentar hoy un plato muy interesante, que forma parte de nuestras ricas sopas: SOPAS MOLINERAS.
Un plato que ha caído en muchas casas es deshuso, a pesar de su valor culinario, facilidad de elaboración y riqueza alimenticia. En particular, es uno de mis preferidos, por lo que recomiendo su elaboración y transmisión a las generaciones futuras. 
El ingrediente particular de las sopas molineras son las sardinas. Como es obvio, las sardinas no es un ingrediente tradicional de nuestra gastronomía. Este plato, originalmente,  se realizaba con los pequeños peces que se cogían en nuestras aguas de las lagunas, charcas, arroyos y ríos, como eran las pardillas, las bogas o cachuelos. Con la llegada de las sardinas a los comercios, la escasez de pesca y la posterior prohibición de capturas de pequeño tamaño, hicieron que las sardinas se convirtiera en el ingrediente esencial.

El nombre de sopas molineras, parece ser que proviene de los molinos de los ríos. En las presas de los molinos se acumulaban pequeños peces, por lo que las "molineras" hacían los sopas con el ingrediente más común y fácil de conseguir para ellas. Obligados a consumir en todas sus sopas, principalmente pescado, surgió el nombre de las sopas que hacían las molineras: SOPAS MOLINERAS.

Otro ingrediente básico para la realización de estas sopas es la hierba o especia del CILANTRO fresco.

SOPAS MOLINERAS

 INGREDIENTES para 4 PERSONAS:
  •  Medio kilo de sardinas.
  • Cilantro y hierbabuena fresca.
  • Pan asentado del día anterior.
  • Guinda seca.(guinda enristrá que deberemos hidratar) La cocemos con un poco de agua.
  • Medio pimiento rojo. 
  • Media cebolla. 
  • 2 ajos.Un litro (o algo más) de agua.
  • Pimentón de la Vera. Aceite, vinagre y sal.
 ELABORACIÓN:
  • Ponemos en una cazuela a calentar el litro de agua. Limpiamos y preparamos las sardinas. (quitamos cabeza y tripas). Las sardinillas las pasamos por una sartén o plancha con una gota de aceite; vuelta y vuelta (marcamos) y apartamos. Cocemos también una guinda enristrá para hidratarla, se puede hacer con un vaso de agua en el microondas.
  • En un mortero, añadimos un poco de sal y machamos los dos ajos. Añadimos el cilantro y la hierbabuena fresca cortada. Vamos machando. Añadimos la guinda cocida, el pimiento rojo,la cebolla troceada, un cacho de pan; y machacamos. Añadimos al mortero una cucharada de pimentón dulce, dos o tres cucharadas sopera de aceite de oliva y un chorro generoso de vinagre. Movemos y mezclamos todo bien en el mortero.
  • En la cazuela con nuestro agua cociendo, vertemos todo el preparado del mortero, movemos y mezclamos bien; dejamos cocer a fuego lento. Pasados unos minutos, añadimos las sardinas y cocemos, corregimos la sal.
  • En un plato, picamos nuestro pan asentado y añadimos el caldo para calar nuestras sopas. Repartimos las sardinas por todos los platos.


¡BUEN PROVECHO! 







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada