Nos han visitado

Etiquetas

miércoles, 4 de abril de 2012

TORRIJAS

El postre por excelencia de nuestra Semana Santa: LAS TORRIJAS.

Hay constancia de la elaboración de las Torrijas desde el Siglo XV, quizás se iniciaran por diferentes órdenes religiosas en sus conventos. Son también hoy comunes en otros países como Argentina o Uruguay.
Es un postre sencillo, se relaciona su origen a la "recuperación de parturientas", como se señala en diferentes escritos, principalmente, las bañadas con vino. Se dice, que eran típicas en la Cuaresma, por ser de gran alimento  y por tanto, buen sustitutivo de la carne; también se hace referencia a la similitud de las torrijas con la carne asada, vetada en Cuaresma. A principios del Siglo XX, era costumbre en Madrid servir las torrijas como acompañamiento a los "chatos" de vino.

Lo que sí está claro, es que se han convertido, como señalamos, en el postre por excelencia de nuestra Semana Santa en toda España, ya sean bañadas en LECHE, ALMÍBAR, MIEL O VINO.
Ofrecemos las receta de las Torrijas bañadas en leche, en particular, porque son las que más me gustan. 

INGREDIENTES:
  • Pan asentado del día anterior. (una barra) Hay barras de pan especial para torrijas, con las marcas para cortar las rebanadas.
  • Leche (2 L.)
  • Azúcar (Al gusto, aproximadamente de 300 a 400 gramos).
  • Canela.
  • 3 huevos para rebozar.
  • Aceite, mejor en este caso, de girasol.
ELABORACIÓN:
  • En una cazuela ponemos a calentar tres cuartos de litros de leche con azúcar y canela (en rama o molida).
  • Cortar la barra de pan en rebanadas de un centímetro aproximadamente.
  • Mojamos las rebanadas cortadas en la leche y vamos colocando en una bandeja.
  • Batimos los huevos y rebozamos las rebanadas de pan empapadas en leche.
  • Ponemos a calentar el aceite en un perol o sartén y vamos friendo las rebanadas. Sacamos y dejamos en una fuente.
  • Se puede añadir directamente el azúcar y la canela o bien dejarlas bañadas en leche; esta segunda opción, es la que vamos a realizar.
  • Ponemos a calentar la cazuela con el sobrante de la leche, que hemos utilizado para "mojar" el pan, añadimos el resto de la leche e incorporamos azúcar y canela molida al gusto.
  • En una cazuela grande, incorporamos las torrijas y añadimos la leche con azúcar y canela. Dejar enfriar y meter en el frigorífico. 

 

¡BUEN PROVECHO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada